jueves, 11 de febrero de 2010

Una historia que difícilmente se repetirá

Esta mañana leyendo un reportaje sobre Nelson Mandela en el Diario El País, me he dado cuenta de la grandeza de esta persona. Todos sabemos de los logros alcanzados en Suráfrica por este político, pero si profundizamos en su vida, realmente se convierte en un relato apasionante. Incluso creo que jamás volverá a haber un político mejor que Mandela. Faltan unos cinco meses para que se celebre el Mundial de fútbol en el país africano y cualquiera diría que hace décadas resultaría posible la idea de acoger un espectáculo deportivo de esta mágnitud en el país que "cierra" este enigmático continente. Por hacer una comparación y salvando las distancias, es como si quisiéramos que el Torneo Internacional de Ajedrez "Ciudad de Linares" compartiera sede en Afganistán. ¡Pobres participantes, organizadores y periodistas! Bromas aparte, la unión entre blancos y negros con la desaparición de la tensión racial ha situado al país en el más desarrollado de África. Y me atrevo a achacar su crecimiento a este motivo. El sometimiento, la tiranía y la explotación de unos individuos por no compartir el color de piel de sus "superiores" retrasa el avance de cualquier civilización. ¡Qué se lo cuenten a los americanos! ¡Bravo por Mandela! Ahora hay otros problemas que azotan al país como la delincuencia, la pobreza y la corrupción, pero sus habitantes pueden presumir de vivir en un estado democrático. Un paso de gigante si lo comparamos con los sistemas que reinan en otros países colindantes. Por último, os invito a que leáis este reportaje y que veáis "Invictus". Con Morgan Freeman el éxito está asegurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario